Nota de prensa

Líderes aconsejan participar en la libertad religiosa constructivamente

Conferencia regional sobre libertad religiosa coincide con lanzamiento del nuevo recurso lds.org

En una conferencia sobre la libertad religiosa realizada por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el 10 de septiembre de 2016, el élder Dallin H. Oaks, miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles—el segundo cuerpo presidente en el gobierno de la Iglesia—alentó a los miembros a participar “de una manera constructiva en la lucha de importancia vital por la libertad religiosa.

Aconsejó a los miembros de la Iglesia que busquen un cese al fuego en las guerras por temas culturales y emplear “equidad para todos” en la defensa de la libertad religiosa, porque nuestro mundo plural requiere que “vivamos en paz” entre nosotros. Sus comentarios coinciden con la creación de una página de la libertad religiosa en LDS.org.

Aunque la libertad religiosa puede parecer un tema más apto para aquellos con una licenciatura en Derecho y Ciencias Políticas, el élder Oaks dijo que “literalmente todos, desde niños en edad preescolar hasta el nivel de los profesionales, las madres, los padres, los amigos y vecinos pueden y deben entender lo que la libertad religiosa es y por eso es importante”.

El élder Lance B. Wickman, asesor jurídico general de la Iglesia, recordó a los miembros de la Iglesia que además de pertenecer a una iglesia también son ciudadanos. Somos “nosotros el pueblo” quienes “luchamos como ciudadanos según sea necesario para proteger y preservar los derechos ganados con tanto sufrimiento”.

Al igual que el élder Oaks, élder Wickman instó a los miembros de la Iglesia a participar activamente en los debates sobre la libertad religiosa. Dijo que las libertades más importantes que se deben proteger son “aquellas que se refieren a los contextos de privacidad y eclesiásticos, o que son parte de los derechos de todos los ciudadanos”. Otras libertades, tales como “aquellas que se refieren a los valores comerciales y gubernamentales requieren un mayor pragmatismo y compromiso”.

El élder Wickman alentó a los miembros de la Iglesia a participar en la discusión de la libertad religiosa porque “los días han pasado de largo—si en realidad alguna vez existieron—cuando podíamos vivir vidas limitadas y provinciales simplemente como ‘santos', centrados solamente en nuestras familias y nuestras congregaciones locales de la Iglesia”.

Participar en la lucha por el diálogo con nuestros vecinos requiere tanto de la tolerancia como del entendimiento firme de la verdad, dijo el élder Oaks. Recordó a los Santos de los Últimos Días que “el respeto o la tolerancia hacia las opiniones o comportamientos de los demás es sólo una cara de la moneda. La otra cara es siempre lo que es verdadero. La moneda de la tolerancia no debe ser utilizada sin estar conscientes de ambas caras”.

Al comentar sobre esta analogía, el élder Von G. Keetch, de los Setenta, pidió a los miembros que consideren “cómo se puede, con firmeza, enseñar mejor y defender la doctrina del Evangelio de Jesucristo, mientras que al mismo tiempo se muestre amor, bondad y comprensión hacia una persona que no acepte esa doctrina”.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.

Descargar fotos »