Se celebra el Día Mundial del Refugiado

Se celebra el Día Mundial del Refugiado

Tema de interés público

Muchas organizaciones se crean para proporcionar ayuda a los refugiados alrededor del mundo

  

     

El Día Mundial del Refugiado se celebra el 20 de junio para honrar el coraje, la fuerza y ​​la determinación de las mujeres, hombres y niños que han huido de su patria bajo amenaza de persecución, conflicto y violencia.

Según el sitio web de HelpRefugees.org.uk, vivimos actualmente en una crisis de refugiados sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial, con aproximadamente 65.3 millones de personas que ahora son refugiados, buscan asilo o son desplazados internos.

El 27 de octubre de 2015, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días publicó una carta de la Primera Presidencia en la que declaraba su posición sobre la difícil situación de los refugiados. “Es con gran preocupación y compasión que observamos la difícil situación de los millones de personas en todo el mundo que han huido de sus hogares en busca de alivio de los conflictos civiles y otras dificultades. Gracias a la generosa ayuda de nuestros miembros, la Iglesia está prestando asistencia a inmigrantes y refugiados en varios países”.

El presidente Thomas S. Monson dijo: “Tenemos la responsabilidad de extender la ayuda y la esperanza a los hambrientos, a los sin techo y a los oprimidos tanto en el país como en el extranjero”.

 
       


El presidente Dieter F. Uchtdorf, Segundo Consejero de la Primera Presidencia de la Iglesia, entiende por experiencia propia lo que significa ser un refugiado, porque él fue refugiado dos veces, primero como un niño de cuatro años cuando huyó con su familia desde Checoslovaquia durante la Segunda Guerra Mundial y luego como un niño de 11 años cuando escapó de Alemania del Este a Alemania Occidental después de la guerra.

La Biblia nos enseña que es nuestra responsabilidad ayudar a otras personas que estén en necesidad. Mateo 25:35-36 declara: “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; estuve en la cárcel, y vinisteis a mí”.

Puede que no haya refugiados de otros países en nuestro medio, pero hay muchos que sufren opresión por diversas razones, como la enfermedad, pérdida de empleo, o reubicación inesperada. Al dar seguimiento al tema de ayudar a los demás, es útil hacer todo lo posible para ayudarse unos a otros y prestar ayuda cada vez que se pueda. Incluso las cosas pequeñas significan mucho para aquellos que no tienen nada.

Antonio Gutiérrez, Secretario General de la ONU, comentó: “He conocido a tantos que han perdido tanto. Pero nunca pierden sus sueños para sus hijos o su deseo de mejorar nuestro mundo. Piden poco a cambio – sólo nuestro apoyo en su momento de mayor necesidad”.

A medida que la crisis mundial de los refugiados se ha agravado en los últimos años, LDS Charities, el brazo humanitario de la Iglesia, ha respondido desarrollando un triple enfoque para ayudar a los refugiados: alivio inmediato, ayuda a largo plazo y apoyo al reasentamiento.

LDS Charities trabaja con muchos socios de confianza – tanto locales como globales – que apoyan a los refugiados. Muchas otras organizaciones se crean para proporcionar ayuda a los refugiados alrededor del mundo y ofrecen sugerencias sobre cómo involucrarse.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.