Un puente entre lo fuerte y lo débil
 

Un puente entre lo fuerte y lo débil
 

Dar libertad religiosa sólo a algunas personas realmente no significa libertad religiosa.

Tema de interés público
            

¿Para quién es la libertad religiosa?
Las sociedades están compuestas de mayorías y minorías. Ya sea por elección o por nacimiento, las personas pertenecen a grupos. Vivimos nuestras vidas y expresamos nuestro propósito a través de comunidades religiosas, raciales, políticas y culturales. Todos ellos son diferentes. Todos tienen su lugar. Pero no todos tienen el mismo poder. Algunos son más grandes, más antiguos, más ricos y mejor conectados que otros. Este desequilibrio coloca a los sistemas de creencias unos contra otros, pero una sociedad pacífica pone a los fuertes y a los débiles en un terreno de juego nivelado.

A veces esta tensión se desarrolla de manera drástica.

Open Doors (Puertas Abiertas), una organización que rastrea la persecución religiosa, informa que "el sufrimiento de los cristianos simplemente por su fe se está produciendo en una escala asombrosa". En los 50 países más estrictos, más de 200 millones de cristianos sufren altos niveles de persecución. Los cristianos están siendo expulsados ​​de sus antiguas comunidades en el Medio Oriente, asesinados en Nigeria y marginados por un creciente nacionalismo religioso en Asia. Todo esto exacerba la crisis mundial de los refugiados. "Nunca antes tantos cristianos habían estado desplazándose". [1]

Y no son sólo los cristianos. En los países del Oriente Medio, los musulmanes han sido asesinados y perseguidos por militantes islámicos. Las minorías vulnerables han sido expulsadas de sus hogares por déspotas y terroristas. El conflicto sectario ha provocado un ciclo de secuestros, acoso y desplazamiento. [2] De acuerdo con Open Doors, "la persecución religiosa es un importante impulsor de la migración global forzada". [3] En medio de este caos, los refugiados musulmanes huyen por sus vidas. En Myanmar, la mayoría budista está reprimiendo a la pequeña comunidad musulmana rohingya. [4] Los ataques contra los musulmanes han aumentado en los Estados Unidos, [5] y las opiniones hacia los musulmanes se han vuelto más negativas en toda Europa. [6]

Tal vez más que cualquier otra gente a lo largo de la historia, los judíos han experimentado una enorme persecución como una minoría dispersa por todo el mundo. El antisemitismo sigue siendo un problema hoy. Un informe documentó 1,883 ataques contra judíos, sinagogas y cementerios judíos en Canadá, Estados Unidos y 44 países en Europa y Asia Central en 2014. [7]

La vida no es fácil para las minorías.

Pero la libertad de religión o creencia puede ayudar. El valor de un derecho se encuentra en su capacidad de proteger a la mayoría y a la minoría. Esta libertad opera en dos frentes. Como ley asegura el libre ejercicio de la religión; como norma social fomenta el respeto por las diferencias y los desacuerdos. Ningún país es perfecto en esto. Pero al otorgar dignidad a nuestras creencias, la libertad religiosa nos une a todos, incluso a aquellos que no profesan ninguna religión.
Considere el ejemplo de Camerún, un país de África Occidental. Bajo amenaza de ataques terroristas, las congregaciones cristianas y musulmanas se turnaban para protegerse mutuamente. Los viernes los cristianos guardaban las mezquitas durante la oración comunitaria, y los domingos los musulmanes custodiaban las iglesias durante los cultos [8].

Tal reciprocidad es vital porque la mayoría y la minoría a menudo intercambian lugares. Lo que es popular en un momento se vuelve impopular en otro momento. Toda religión experimenta las fluctuaciones de prominencia y oscuridad. El grupo cultural que goza de privilegio hoy puede perderlo mañana. El poder no es permanente. Por lo tanto, una libertad religiosa que protege al pequeño es también la mejor seguridad para el grande. La seguridad no está en los números; la seguridad está en la justicia.

Hay consecuencias al reprimir las creencias, prácticas y aspiraciones de las minorías. El desequilibrio provoca inestabilidad, engendra resentimientos y agudiza las divisiones. La alienación crea extraños, y esos extraños recorren el mundo en busca de apoyo. El código de hospitalidad que se encuentra en la Biblia nos hace responsables ante las minorías que se hallan entre nosotros. Y puesto que todos somos peregrinos en una tierra extraña, si nos hacemos amigos de un extraño, podemos descubrir "ángeles inesperados". [9]

Dar libertad religiosa sólo a algunas personas realmente no significa libertad religiosa.
_______________________________
[1] Véase el Informe Mundial de Open Doors de 2017, "The Persecution of Christians and Global Displacement," ("La Persucición de los Cristianos y el Desplazamiento Global"), pp. 3-5.
[2] Véase Katayoun Kishi y Angelina E. Theodorou, “6 Facts about Religious Hostilities in the Middle East and North Africa,” ("6 hechos sobre las hostilidades religiosas en el Oriente Medio y África del Norte"), Pew Research Center, 7 de julio de 2016.
[3] Véase el Informe Mundial de Open Doors de 2017, “The Persecution of Christians and Global Displacement,” ("La Persecución de los Cristianos y el Desplazamiento Global"), pág. 3.
[4] Human Rights Watch, “Burma: New Wave of Destruction in Rohingya Villages,” ("Birmania: Nueva Ola de Destrucción en las Aldeas Rohingya"), 21 de noviembre de 2016.
[5] Katayoun Kishi, “Anti-Muslim Assaults Reach 9/11-era Levels, FBI Data Show,” ("Los ataques antimusulmanes alcanzan niveles de 9/11-era, FBI Data Show"), Pew Research Center, 21 de noviembre de 2016.
[6] Véase Richard Wike, Bruce Stokes y Katie Simmons, “Europeans Fear Wave of Refugees Will Mean More Terrorism, Fewer Jobs,” ("La ola de temor de los europeos significarán más terrorismo hacia los refugiados, menos empleos"), Pew Research Center, 11 de julio de 2016.
[7] Organization for Security and Cooperation in Europe, Hate Crime Reporting, Anti-Semitism (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, Informe sobre la Delincuencia por Odio, Antisemitismo), informe de 2015.
[8] Terry Turner, “Christians Protect Mosques on Friday, Muslims Guard Churches on Sunday,” ("Los cristianos protegen las mezquitas el viernes, las iglesias de guardias de los musulmanes el domingo"), Good News Network, 29 de enero de 2016.
[9] Hebreos 13: 2.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.