Comunicado de Prensa

“Las Manos del Señor para bendecir la vida de sus hijos: Manos Mormonas que Ayudan”

Este programa ofrece oportunidades organizadas para que los miembros de la Iglesia de Jesucristo brinden de su tiempo y talentos para bendecir a los necesitados

Manos Mormonas que Ayudan es un programa de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, para brindar amor y servicio a la comunidad, y socorro a los necesitados en caso de catástrofe.

El Presidente de la Iglesia, Thomas S. Monson, ha dicho: “Mis queridos hermanos y hermanas, estamos rodeados de personas que necesitan nuestra atención, estimulo, apoyo, consuelo y bondad, ya sean familiares amigos, vecinos, conocidos o desconocidos, Somos las Manos del Señor sobre la tierra con el mandato de prestar servicio”

Manos Mormonas que Ayudan une a los miembros de La Iglesia y a sus vecinos para brindar servicio a la comunidad. Estos voluntarios, ataviados con sus característicos chalecos amarillos, ayudan a personas cuyas vidas se han visto afectadas por desastres naturales y otras emergencias. Los voluntarios de Manos Mormonas que Ayudan también se asocian con organizaciones gubernamentales y sin fines de lucro para apoyar y mejorar las comunidades en las que viven.

Este programa refleja el deseo que los mormones tienen de seguir el ejemplo de Jesucristo por medio del servicio a los demás. Esta labor recibe los recursos de los servicios humanitarios de la Iglesia, y los proyectos los coordinan los líderes locales.

hs whatchurchdoing helpinghands

La designación “Manos Mormonas que Ayudan” contribuye a distinguir la función que desempeña la Iglesia en la actividad: por lo general, aportar trabajadores voluntarios y no mercaderías ni materiales. Se han efectuado con éxito proyectos en toda Latinoamérica, África, Asia, Europa, en la zona del Pacífico y en los Estados Unidos. La coordinación, implementación y evaluación de estos proyectos se suele delegar a los consejos locales de Asuntos Públicos.

Manos Mormonas que Ayudan se dedica a ayudar al necesitado y a mejorar las comunidades

El servicio al prójimo es una característica importante de los seguidores de Jesucristo. Manos Mormonas que Ayudan ofrece oportunidades organizadas para que los miembros de la Iglesia den de su tiempo y talentos para bendecir a los necesitados. Además les ofrece a los miembros la oportunidad de embellecer calles, parques, escuelas y zonas recreativas de la ciudad; también ofrece oportunidades de servir de otras maneras. El programa muestra que la Iglesia es amiga de la comunidad.

P1050614

 

El programa de Manos Mormonas que Ayudan se estableció en 1998, y desde entonces cientos de miles de voluntarios han donado millones de horas de servicio a sus comunidades. El programa se inició en América del Sur, pero desde entonces se ha extendido a casi cada rincón del mundo.

Charles Adebayo, voluntario de Nigeria, resumió lo que siente en cuanto a los muchos participantes del programa de Manos Mormonas que Ayudan: “Hallamos la verdadera felicidad cuando pensamos más allá de nosotros mismos. Ése es el verdadero gozo”, dijo él.

Un himno o canción de la Iglesia titulado ¿En el mundo he hecho bien? escrita por Will L. Thompson, retrata el sentir de la membresía por ayudar:

 

¿En el mundo acaso he hecho hoy a alguno favor o bien?

¿Le he hecho sentir que es bueno vivir?

¿He dado a él sostén?

¿He hecho ligera la carga de él porque un alivio le di?

¿O acaso al pobre logre ayudar?

¿Mis bienes con él compartí?

 

Por doquier se nos da oportunidad de servir y amor brindar

No la dejes pasar; ya debes actuar.

Haz algo sin demorar.

Es nobel y grande a otros servir; hay mérito en trabajar.

Sólo el que trabaja se siente feliz, y Dios le recompensará

 

¡Alerta! Y haz algo más que soñar de celeste mansión.

Por el bien que hacemos paz siempre tendremos,

Y gozo y gran bendición.

 

Este próximo 11 de octubre, La Iglesia en Panamá llevará a cabo el “Día Nacional de Servicio”, dónde más de 700 miembros estarán al servicio de varias comunidades al mismo tiempo, puesto que se tendrán proyectos en Provincias Centrales, en Chiriquí, en Panamá Oeste, y en la Ciudad de Panamá simultáneamente, junto a amigos y vecinos.

La Caridad, el amor puro de Cristo, es esencial para todo aquel que crea en Dios y es a través del servicio a los demás que podemos mostrar una de las características más importantes de un discípulo de Jesucristo, el amor al prójimo.

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.