Mormon Newsroom
Comunicado de Prensa

Celebrando la Libertad Religiosa en todo el Mundo

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se unen a las personas de todo el mundo para celebrar el día de la libertad nacional de su país. Honran el establecimiento de los derechos, privilegios y protección de los ciudadanos de cada creencia religiosa que salvaguarda la oportunidad de vivir según los dictados de su fe. La libertad religiosa está en el corazón de estos derechos fundamentales.

Uno de los artículos de fe (resumen de creencias básicas) de la Iglesia reza  "Reclamamos el derecho de adorar a Dios Todopoderoso conforme a los dictados de  nuestra propia conciencia, y concedemos a todos los hombres el mismo privilegio, que adoren cómo, cuándo o lo que deseen."

La libertad de practicar ritos y ceremonias religiosas es una parte importante de la Iglesia, ndependientemente de donde se reúnen, los miembros de la Iglesia en todo el mundo están comprometidos a respetar las creencias de otros. Una de las creencia básica de la Iglesia es que  "Creemos es estar sujetos a los reyes, presidentes, gobernantes y magistrados; en obedecer, honrar, y sostener la ley."

La Sala de Prensa de la sede mundial de la Iglesia publicó recientemente una serie de seis declaraciones sobre la libertad religiosa. La serie examina el porqué la libertad religiosa es importante para los mormones, el lugar vital de la religión en la sociedad y lo que se requiere de cada ciudadano para mantener esta libertad.

La introducción de esta serie dice que "la libertad religiosa es el derecho humano de pensar, actuar y expresar lo que uno profundamente cree, según los dictados de su conciencia moral. La amplitud de la libertad religiosa y su relación con la libertad de conciencia permite explicar por qué es importante para todos, no solo para la persona religiosa."

El primer presidente y fundador de la Iglesia, José Smith, declaró con palabras sencillas este mismo principio: "todos los hombres son creados iguales y...todos tienen el privilegio de pensar por sí mismos en todos los asuntos relativos a la conciencia."

Explicó además en 1843: "Los santos pueden testificar que estoy dispuesto a dar mi vida por mis hermanos. Si se ha demostrado que estoy dispuesto ante el cielo de morir por un "Mormón", no tengo temor en declarar ante el cielo que soy dispuesto también a morir en defensa de los derechos de una Presbiteriano, un Bautista o un buen hombre de cualquier otra denominación religiosa."

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.