Mormon Newsroom
Nota de prensa

Se celebra el Día de los Pioneros

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días celebra el Día de los Pioneros el 24 de julio. Este día conmemora la entrada de Brigham Young, el segundo presidente de la Iglesia, y el primer grupo de pioneros al Valle del Lago Salado en Utah, Estados Unidos, en el año de 1847. Los miembros Santos de los Últimos Días dejaron sus hogares en Nauvoo, Illinois y viajaron hacia el oeste buscando refugio de la persecución religiosa.

Los pioneros viajaron a través de las llanuras de los Estados Unidos y sobre las Montañas Rocosas de Utah. Perdieron a seres queridos que se enfermaron y murieron durante los meses de invierno. Cuando llegaron a Utah, a finales de 1847, cerca de dos mil miembros se establecieron en el Valle del Lago Salado.

Los pioneros en Panamá

Un pionero es descrito como alguien que va antes, preparando el camino para otros. Es así como el hermano Otto L. Hunsaker preparó los inicios de la historia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Panamá en 1941, luego de recibir la respuesta a las cartas enviadas a la Primera Presidencia de la Iglesia, con la instrucción de que el élder Antoine R. Ivins del Consejo de los Setenta acompañado por su esposa la hermana Vilate Ivinsuna visitaría el país.

El 18 de mayo de 1941, el élder Ivins se reunió en la casa de la Familia Kingdom, quienes también eran miembros de la Iglesia, junto a ellos estaba la Familia Webb y la Familia Hunsaker, ese día se concedió la autorización para organizar la primera congregación de la Iglesia, siendo el hermano Otto Hunsaker presidente de la Rama, el hermano Earl Kingdom como primer consejero y el hermano Wilber Webb como segundo consejero, siendo organizada así la primera Rama en la Panamá.

Actualmente la Iglesia cuenta con 58,082 miembros, 73 congregaciones, un Templo, misioneros de tiempo completo de más 18 países sirviendo en Panamá predicando el evangelio y jóvenes panameños predicando el evangelio en diferentes países alrededor del mundo.

El élder Dallin H. Oaks, primer consejero de la Primera Presidencia, dijo: “La principal cualidad de nuestros pioneros era la fe. Con su fe en Dios, hicieron lo que todo pionero hace, avanzaron hacia lo desconocido: una nueva religión, una tierra nueva, una nueva manera de hacer las cosas. Con fe en sus líderes y en sí mismos, soportaron una oposición enorme. Cuando su líder dijo: ‘Este es el lugar indicado’, confiaron y se quedaron. Cuando otros líderes dijeron: ‘Háganlo de este modo’, los apoyaron con fe”.

El espíritu pionero es evidente hoy cuando los miembros de la Iglesia continúan mejorando su entorno, ayudando a los menos afortunados, compartiendo sus talentos, enseñando a otros y mostrando valor.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.