Tema

Vida eterna

La vida eterna es una frase que se utiliza en las Escrituras para definir la calidad de vida que tiene nuestro Padre Celestial. El Señor declaró: “…ésta es mi obra y mi gloria: Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre” (Moisés 1:39). La inmortalidad es vivir para siempre como ser resucitado. Mediante la expiación de Jesucristo, todos recibirán este don. La vida eterna, o sea, la exaltación, implica vivir en la presencia de Dios y continuar como familias (véase Doctrina y Convenios 131:1–4). Así como la inmortalidad, este don se hace posible por medio de la expiación de Jesucristo; no obstante, para heredar la vida eterna es necesario obedecer “las leyes y ordenanzas del Evangelio” (Los Artículos de Fe) 

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.